Definiciones de las consignas más utilizadas

Llegado el momento del examen escrito, estás frente a la página y leés las consignas. ¡Auch! ¿Qué significa “deducir”? Acordáte, en clase se explicó, pero por si te falla la memoria, he aquí un pequeño glosario de definiciones de las consignas que más frecuentemente encontrarás en las evaluaciones.

 

Argumentar (y contraargumentar): proponer un razonamiento para apoyar o para defender alguna afirmación. Cuando se expone la propia postura, se argumenta; en cambio, cuando se responde a los argumentos de otro para rechazarlos, se contraargumenta.

Analizar: dividir la totalidad de una información en distintas partes y considerarlas por separado. Implica aislar datos, buscar, descomponer, diferenciar, distinguir.

Analizar críticamente: realizar la operación anterior y además emitir un juicio valorativo sobre todas o sobre algunas de las partes.

Aplicar: utilizar la información adquirida en una situación nueva.

Caracterizar: describir las características esenciales y las accesorias de un objeto, de una situación, de una organización, etcétera.

Clasificar: incluir un objeto, un documento, una organización o una situación dentro de un grupo, de una clase o de un conjunto.

Cuestionar: manifestar un desacuerdo, explicando las razones o los fundamentos de las propias objeciones, o formulando preguntas que lleven a la duda.

Comparar: examinar o analizar distintos objetos, situaciones, tipos de organización, ideas, procesos, etc., estableciendo sus semejanzas y sus diferencias, analogías o similitudes, sus coincidencias y la falta de ellas. Es necesario, antes que nada, discriminar qué temas o puntos se pueden comparar y, por último, hay que incorporar en cada tema, ítem o categoría la información sobre los distintos objetos o situaciones que se están comparando.

Contraponer: comparar distintos objetos, situaciones, tipos de organización, etc., con propiedades opuestas, señalando para cada característica de uno la que se le opone en el otro.

Deducir: obtener una conclusión de una idea anterior.

Definir: determinar todas las características esenciales de objetos, situaciones, tipos de organización, etcétera.

Demostrar: proponer un razonamiento para probar una afirmación o un conjunto de afirmaciones.

Desarrollar: describir en forma amplia una idea, un supuesto o una afirmación, estableciendo la mayor cantidad de relaciones posibles con otros temas conectados, y extrayendo la mayor cantidad de consecuencias.

Ejemplificar: proponer casos singulares que ilustren lo que se afirma teóricamente. Esto se puede realizar gráficamente mediante dibujos, esquemas, planos, etc., o verbalmente, si se utilizan palabras.

Elaborar: reorganizar una información adquirida usando términos propios, argumentando, cambiando el orden en el que estaba presentada, etcétera.

Esquematizar: exponer los elementos esenciales de una afirmación, de un argumento, de una narración o de una teoría, articulándolos entre sí de manera que se adviertan claramente sus interrelaciones.

Examinar: realizar un estudio detallado y minucioso de una información.

Explicar: tiene dos acepciones: en relación con un proceso o fenómeno, explicarlo quiere decir “dar a conocer su causa”; en relación con un término o proposición, es “exponer su significado”.

Explicitar: descubrir lo que no es evidente y darlo a conocer.

Explorar: dar una primera mirada a un material para aproximarse a su contenido.

Exponer: desarrollar un tema, con palabras propias o en forma literal, señalando sus aspectos más significativos.

Fundamentar (o justificar): proponer razones para respaldar una afirmación o una negación.

Hacer corresponder: unir dos listas de hechos, conceptos, etc. En la consigna se debe aclarar si la correspondencia es biunívoca (un solo término puede relacionarse con otro) o múltiple (un término se corresponde con varios de la otra lista).

Identificar: reconocer un elemento (causa, hecho, característica, etc.) dentro de un grupo heterogéneo.

Indicar: señalar o seleccionar un aspecto que se puntualiza.

Inferir: sacar una conclusión en forma deductiva o inductiva.

Integrar: organizar en un todo distintos elementos o informaciones relacionándolos entre sí. Unir sin relacionar no es integrar.

Interpretar: proponer un significado para expresiones determinadas; atribuir significado a

imágenes.

Jerarquizar: ordenar según un criterio determinado, de lo más importante a lo menos importante.

Observar: advertir, contemplar, examinar, fijarse, mirar, notar, percibir, ver.

Problematizar: proponer preguntas significativas a partir de un tema dado.

Recrear: observar o registrar un hecho, una ilustración, un texto, etc., y replantear las ideas o las imágenes con formas o lenguajes diferentes de los usados en la primera versión.

Reflexionar: pensar detenidamente en algo para descubrir causas o consecuencias; sacar conclusiones o emitir un juicio crítico o valorativo.

Relacionar: establecer conexiones entre conceptos, objetos, proposiciones, etc., que pueden ser relaciones de causalidad, semejanza, finalidad u otras.

Resumir: exponer de modo breve o condensado lo sustancial de una información, sin variar la redacción del autor o de los autores. Acortar un texto reduciéndolo a sus ideas principales, literalmente y en el orden en que las presentó el autor. Para ello hay que identificar lo esencial, las ideas, las características o los conceptos básicos, y descartar el material de menor importancia.

Sintetizar: extractar lo fundamental de una información y luego redactar un nuevo texto empleando palabras propias e integrando lo más importante. En la construcción de este nuevo

texto se pueden relacionar las ideas principales empleando conectores.

Transcribir: copiar textualmente.

Transferir (o extrapolar): trasladar un concepto a otro contexto.

Verificar: establecer si una afirmación, una proposición o un resultado es verdadero o falso. Si la prueba resulta favorable, la proposición o el resultado se confirma, mientras que si es desfavorable, se refuta.

Fuente: Guía Santillana de Recursos para el Docente. En: Morichetti, María, Historia: América Latina y Europa entre los siglos XV y XVIII : recursos para el docente. – 1a ed. – Buenos Aires: Santillana, 2007.

6 comentarios

  1. I’m really impressed with your writing skills as well as with the layout on your blog. Is this a paid theme or did you customize it yourself? Anyway keep up the excellent quality writing, its rare to see a great blog like this one these days.. abgekegdgadc

    1. Well, I really appreciate your comments. Regarding the layout on the blog, it’s a paid theme but I made a few tiny changes. Seriously, John, thank you for your kind words. You made my day! I hope you can advice people in our favour. Cordially, Nora.

  2. Wow! This could be one particular of the most useful blogs We’ve ever arrive across on this subject. Actually Excellent. I’m also an expert in this topic so I can understand your hard work. acfeacgccekb

  3. Thank you very much, John!!!!

  4. Soy estudiante, recién vuelvo a la escuela. Llegue a esta pagina casi por accidente, Ahora tu blog lo tengo en mis favoritos con la etiqueta “Esencial”.

    Gracias.

    1. Mis felicitaciones, Adrián! Te agradezco mucho tu comentario. Mi objetivo es ayudar, así que me alegraste la mañana! Saludos y a tu disposición para lo que pueda ser útil. Recomendanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: